5 consejos para controlar el asma alérgico

Controlar asma alérgico bronquial

5 consejos para controlar el asma alérgico

  1. Realizar un primer estudio para asegurarnos de que se trata de asma y no otra enfermedad
  2. Conocer las causas de su asma de este modo poder evitarlas.
  3. Realizar un seguimiento con su médico para conseguir un tratamiento que le deje hacer una vida normal
  4. Nunca olvidar las medicaciones que abren sus bronquios de forma rápida (broncodilatadores) pues estás pueden salvarle la vida en caso de un ataque severo.
  5. Asegúrese estar utilizando correctamente tus inhaladores
Table Of Contents

¿Qué es el Asma alérgico?

Asma es una enfermedad crónica que provoca una inflamación de las vías respiratorias ( bronquios ). Está inflamación hace que tales vías sean muy sensibles y reaccionen en exceso a proteínas que producen alergia o otros estímulos. Cuando se produce está inflamación las vías respiratorias se cierran impidiendo el pase de aire hacia los pulmones. Se denomina Asma alérgico cuando esté producido por una sustancia que nos produzca alergia, denominada como alérgeno.

A diferencia de otras enfermedades respiratorias, el asma se caracteriza típicamente por ser reversible con tratamiento, lo cual no quiere decir que el tratamiento pueda eliminar el asma sino simplemente controlarlo.

¿Qué síntomas produce el asma alérgico?

Los bronquios son las vías respiratorias principales que conectan el aire que respiramos desde boca y nariz hacia los pulmones. Una ve que conocemos que tienen forma de tubo, el paciente podrá entender los síntomas del asma simplemente cambiando la morfología de este tubo por el de una flauta. Debido a la inflamación, se disminuye el calibre del tubo, haciendo el paso del aire más difícil y produciendo así unos pitidos característicos. Una vez imaginado esto, es más fácil comprender que los síntomas del asma incluyan pitidos, tos y opresión en el pecho. De forma característica, suele empeorar por la noche o al despertar.

Si el cierre de estos bronquios es demasiado acusado puede poner en peligro la vida del paciente ya que el aire no será suficiente para mantener los órganos vitales.

Dr Tito Rodriguez Bouza

Conozca las causas de su enfermedad y el porqué de sus tratamientos, sin salir de casa con una consulta en profundidad y de calidad

¿Cómo se trata el asma?

Esencialmente hay tipos de tratamiento el tratamiento, uno para abrir los bronquios de forma rápida sin alterar la enfermedad y otro para abrir los bronquios de forma progresiva gracias a tratar la inflamación que produce el cierre del bronquio. Ambos pueden combinarse o no dependiendo del tipo de paciente.

¿Cómo abrir el bronquio de forma rápida?

El tratamiento a corto plazo incluye aquellos fármacos capaces de abrir de una forma rápida el bronquio ( técnicamente llamados broncodilatadores beta-2 agonistas ) permitiendo así el paso del aire hacia los pulmones, evitando complicaciones graves que incluyen la muerte del paciente. Este tratamiento es fácilmente accesible y en general no hay grandes diferencias entre ellos. Hace efecto desde los primeros minutos pero su efecto dura 5-6 horas por lo general

Sin embargo, los 2 problemas más destacables de estos fármacos son:

– Si son utilizados de forma continua pueden tener efectos adversos.

– No son capaces de disminuir la inflamación del asma, perpetuando el problema si no se combinan con otros.

¿Cómo evitar la inflamación del asma?

Existen otro tipo de fármacos para abrir el bronquio que tienen un inicio de acción más lento (horas-días) aunque su efecto persiste durante más horas. Estos fármacos capaces de alterar la inflamación, pertenecen a la familia de los corticoides inhalados, y a pesar de pertenecer a una familia de fármacos con muchos efectos adversos, al ser inhalados estos se quedan en la superficie del pulmón y el bronquio, tratando de forma localizada la superficie con la que contacta y apenas absorbiéndose al resto del cuerpo, y por lo tanto apenas producen efectos secundarios.

En los pacientes más graves, estos fármacos suelen usarse en combinación con otros broncodilatadores que mantienen el bronquio abierto durante más horas.

Existen múltiples otros tratamientos en pastillas para el asma pero no es el objetivo de este de este artículo entrar en profundidad a todos ellos.

¿Qué son las vacunas de la alergia?

Para los pacientes con asma alérgico, existe también la llamada inmunoterapia o vacuna de la alergia que no es otra cosa que la inyección repetida con dosis cada vez más altas de la propia proteína que produce alergia ( alérgeno ) hasta que el cuerpo deja de reaccionar frente a esta.

Su mecanismo de funcionamiento es, a modo de resumen, el de potenciar los mecanismos de defensa internos de nuestro organismo contra la misma alergia, haciendo de esta forma un balance entre los mecanismos que promueven la inflamación y aquellos capaces de reducirla. Existen inmunoterapias inyectadas y sublinguales siendo la labor del alergólogo elegir una o otra en función del paciente.

Este tratamiento es especialmente recomendado para pacientes con asma, pero la eficacia no será igual para todos los pacientes. Este tratamiento es diferente para cada paciente y debe de ser valorado su introducción por un médico alergólogo.

¿Qué son los anticuerpos monoclonales?

En aquellos escasos casos de asma severa que no se puede controlar con tratamientos tradicionales, existen fármacos modernos de un precio bastante elevado y que han de ser administrados en el medio hospitalario. Explicado de una forma muy simple, se componen de las propias proteínas de defensa de nuestro cuerpo que son modificadas de forma artificial para que ataquen así a moléculas específicas dentro de nuestro cuerpo, inutilizándolas de forma específica y mejorando así nuestra enfermedad.

El Dr. Tito Rodríguez tiene experiencia en su uso y ha publicado su experiencia de uso en Kuwait.

¿Qué tipos de asma hay?

Es importante que se determine el tipo de asma del paciente, pues en función de esto el paciente debe recibir el tipo de tratamiento que mejor se le ajuste. Además, las medidas que no precisan de fármacos dependerán del estímulo que crea el asma.

Asma alérgico : En este tipo de asma los bronquios se inflaman debido a una reacción alérgica contra una proteína qué flota en el aire, está puede ser ácaros del polvo pólenes partículas de perro y de gato o hongos entre otras

Asma no alérgico : es el asma producido por otro tipo de estímulos como puede ser el ejercicio físico frío o infecciones virales entre otras.

¿Cómo evitar el asma alérgico sin fármacos?

Existen unas medidas generales para evitar el asma, pero para aplicarlas el paciente deberá de conocer primero el tipo de asma que tiene, pues por poner un ejemplo, al paciente alérgico a pólenes pero no a ácaros del polvo, no le será útil las medidas de evitación de polvo. entre estas medidas están:

– Evitar la exposición a ácaros del polvo: especialmente en pacientes con asma grave es útil eliminar las alfombras sillones cortinas y otros elementos que puedan acumular polvo además de su aspirado frecuente y la limpia con agua caliente de almohadas y edredones y sábanas de la cama una vez por semana

– Permanecer en casa si los niveles de polen son altos: En muchos países esto puede comprobarse en páginas oficiales que me den el nivel de polen es por ejemplo esta página en España (www.polenes.com)

– Controlar la humedad: si bien los estudios son contradictorios puede ser útil en pacientes con problema de alergia a hongos de la humedad

– Uso de filtros HEPA: los filtros modernos son capaces de eliminar partículas que nos crean problemas aunque pueden no ser útiles para todos los pacientes

– Evitar la exposición a animales si usted ha tenido problemas de asma previamente con un animal no debería introducirlo sin comentarlo previamente con su alergólogo

El Dr. Tito Rodriguez ha realizado investigación sobre este campo y ésta puede leerse en el siguiente enlace.

¿Debería tratar mi asma?

La respuesta es en todos los casos sí, pues en todos y cada uno de los casos usted por lo menos debería disponer de salbutamol o algún otro broncodilatador de urgencia en caso de que tuviera una reacción asmática grave y repentina. Sin embargo, si usted solo presenta síntomas de asma de forma ocasional, no haría falta revisiones adicionales con su médico.

Si por el contrario usted presenta síntomas todos los meses, y sin duda alguna en caso de que sea todas las semanas, o en el caso de que en alguna ocasión haya presentado episodios graves de asma, usted necesita un seguimiento regular. Este seguimiento debería de ajustar su tratamiento y medidas de evitación de alérgenos para conseguir que usted tenga un control casi total de los síntomas, e incluso obtenido dicho control, si usted permanece durante meses sin síntomas también debería revisarse para valorar disminuir la cantidad de tratamiento que le estemos aportando.

Al contrario que en otras enfermedades como la rinitis alérgica dónde puede encontrarse un tratamiento que le funcione para toda la vida sin efectos secundarios en el asma es importante las revisiones periódicas ya que los episodios severos de asma pueden ocasionar la muerte.

¿Qué errores comete frecuentemente el paciente asmático?

A continuación, enumero errores que encuentro de forma habitual en la consulta y pueden pasarnos desapercibidos:

– Asegurarse del buen uso de los inhaladores: una mala técnica conlleva a que el fármaco no llegue a depositarse en el bronquio, ocasionando que aumentemos muchas veces la medicación sin que el paciente mejore.

Una correcta técnica de uso puede observarse en este vídeo para inhaladores sin corticoides:

O este otro para aquellos con corticoides

Las instrucciones pueden depender de cada inhalador y debe revisarlo en la farmacia o con su médico.

– Problemas de garganta por no realizar enjuagues bucales: cuando usted le han prescrito corticoides inhalados debe realizar enjuagues para evitar que estos se acumulen se acumulen en la garganta.

– Exponerse a agentes irritantes: hay sustancias como el humo tabaco lejía o fuertes perfumes entre otras qué pueden irritar su bronquio siendo un mecanismo puramente de irritación y no de alergia.

– Considerar sus síntomas como normales: es rápidamente frecuente encontrarse pacientes que llevan años sin poder respirar bien y sencillamente hayan normalizado su situación sin ser consciente de los efectos a largo plazo de un mal control de sus síntomas ni por supuesto de la posibilidad de tener un ataque más grave que pueda tener consecuencias fatales.

– Asumir los síntomas como asma alérgico : considerar el paciente que tiene asma alérgico y auto-medicarse sin haber hecho una primera revisión. Esto es muy peligroso ya que hay otras enfermedades que pueden simular el asma cómo son enfermedades crónicas del pulmón o incluso tumores, por lo que una primera revisión por su médico es imprescindible

¿Qué relación hay entre Asma y Covid?

Les remito a un artículo publicado al respecto en otro artículo en nuestro blog

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *